Gustav Klimt. Vida y obra.

   Gustav Klimt, nació el 14 de julio de 1862 en Austria, en una localidad llamada Baumgarten, cerca de Viena. Era hijo de un grabador de oro y el segundo de siete hermanos, tres chicos y cuatro chicas, que desde jóvenes destacaron por sus inclinaciones artísticas. Vivió en relativa pobreza casi toda su infancia, seguramente por ser hijo de inmigrantes y escasearles el trabajo y la promoción social.

   A los catorce años, gracias a su talento, consiguió una beca para estudiar en la Escuela de Artes y Oficios de Viena y empezó a recibir clases de pintura de Viktor Berger, que era profesor en esta escuela de artes y artesanías, así como Michael Rieser, Kudwing Minnigerode y Karl Hrachowina. Se formó como pintor y como decorador de interiores.

   Admiraba a Hans Makart, que era pintor de moda en ese momento y se sometió a la formación clásica que el dio, haciendo esto que las pinturas de los primeros años se diferencien de las siguientes por ser de características más académicas.

   Sus primeros trabajos individuales los realizó como pintor de interiores en edificios públicos donde empezó también a usar temas alegóricos que finalmente se constituirían como parte y distintivo de su obra posterior.

   Terminada su formación en 1886, fundó una compañía de artistas, junto a su hermano Emst y Franz Matsch. A medida que pasaban los años, Gustav Klimt se iba diferenciando de sus compañeros y de las características del arte académico de ese tiempo.

   Recibió varios premios, destacando entre ellos la Orden de Oro al Mérito, que le entregó el Emperador Francisco José I de Austria, por los murales del Burgtheater de Viena.

   Fue nombrado miembro honorario de las universidades de Múnich y Viena y comenzó a viajar a diferentes países.

   Hacia 1890 conoció a Emile Flöge que se convirtió en su compañera y, aún soportando sus aventuras amorosas, mantuvo la relación, de la que nacieron catorce hijos, hasta el final de su vida.

   En 1892, después de la muerte de su padre y su hermano, fue cofundador de “Wiener Sezession” que tenía entre sus objetivos la promoción de artistas jóvenes y la exhibición de obras extranjeras, sin una dirección estilista determinada. Klimt se convirtió en líder y llevó a cabo su primera exposición al año siguiente de la fundación.

   En 1894 le encargaron tres figuras para decorar el techo del Aula Magna de la Universidad de Viena sobre la Filosofía, la Medicina y la Jurisprudencia a las que dio forma con un lenguaje sexual y provocativo, recibiendo críticas y llegando a clasificarlas de pornográficas por algunos. La universidad decidió no colocar las obras y él no admitió encargos después de este hecho. Estas obras fueron destruidas por las SS en mayo de 1945.

   En 1905 abandonó este grupo “Wiener Sezession” y al poco tiempo creó la Federación Austríaca de los artistas de la que era presidente.

Viajó a Bélgica, Inglaterra e Italia, donde descubrió los mosaicos bizantinos de Rávena y comenzó entonces la etapa que algunos consideran como la madurez del pintor.

Sus obras más famosas:

  • El beso, marca el comienzo de la época moderna, con el erotismo germinando en el arte. Representa la sensación del amor pleno, sexual y espiritual.
  • La muerte y la vida, representando en la vida personas de todas las edades, entrelazadas.
  • Judith con la cabeza de Holofernes, considerada como la primera obra de Klimt de su periodo dorado. Usa a Judith como símbolo de la mujer fatal que logra vencer a la fuerza viril.
  • El retrato de Adele Bloch-Baure I, considerado por muchos el cuadro más representativo de la obra de Klimt.
  • Danae, perteneciente a la colección de desnudos femeninos.
  • Mada Primavesi, uno de los pocos cuadros donde se retrata la belleza, la pureza y la inocencia infantil.
  • Bosque de pinos, en el que representa un paisaje otoñal con los troncos rojizos y las hojas del suelo del mismo color. Es una mezcla entre impresionismo y abstracto.

    Klimt consigue en 1911 el primer premio de la Exposición Universal de Roma, gracias al cuadro La muerte y la vida.

   Murió en Viena en 6 de Febrero de 1918, habiéndose hecho este año el centenario de su muerte, después de haber sufrido un infarto, una neumonía, la llamada la gripe española y una apoplejía.

   En su taller, dejó inacabadas un gran número de obras que fueron confiscadas por los nazis en un castillo, al que las tropas contrarias prendieron fuego al ver que se convertían las obras en botín de guerra.

   El Retrato de Adele Bloch-Bauer fue durante varios meses del año 2006 el cuadro más caro del mundo, cuando alcanzó el precio de 135 millones de dólares, que pagó la Galería neoyorquina Neue Galerie.

Si te gusto compártelo ...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter

0 comments

Atención al cliente

Broches y Abanicos Balmiza
Nº de artesano 110100267
Junta de Andalucía

Teléfonos
856 054 213 | 645 401 848

Horario
de Lunes a Viernes
10:00 - 14:00 | 17:00 - 20:00
Sábados de  10:00 a 13:00

 

Transporte

BALMIZA

5€ a toda España
España

10 € to 13 € most countries
Portes

Formas de Pago

Podrá pagar con tarjeta o mediante transferencia bancaria con la seguridad de la mayor pasarela de pago Paypal

paypal-secure

Aviso LegalPolítica de Privacidad | Política de Cookies |  Mapa del Sitio

Directorio de Tiendas Online 

.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Translate »